TÉCNICAS DE ESTUDIO – PRONUNCIACIÓN

Print Friendly

Una de las cosas más difíciles cuando empezamos a aprender inglés es la pronunciación y lo es, en mi opinión, por tres motivos:

  • Hace unos años no se le solía dar mucha importancia en las aulas, y hablo según mi experiencia escolar.
  • Si el profesor le daba importancia, el alumno no. Siempre que tengo un alumno nuevo le hago la misma pregunta: “¿Estudias pronunciación como estudias la gramática o el vocabulario?” y la respuesta siempre es la misma, “no”, lo cual es un gravísimo error.
  • El inglés cuenta con 44 sonidos, frente a los 26 del español, de ahí que no sea de extrañar que la pronunciación resulte tan complicada al alumno hispanohablante. Claro está que la pronunciación inglesa es para nosotros, bastante complicada, pero no por eso hay que olvidarse de ella, todo lo contrario, hay que hacer si cabe más hincapié.

¿QUÉ HACER PARA ESTUDIAR/ PRACTICAR PRONUNCIACIÓN?

Cada vez que oigas de boca de quien sea una palabra en inglés que no sabías hasta ese momento cómo se pronunciaba, apúntala. Digo de boca de quien sea porque puede ser de tu profesor, de canciones, de series, programas televisivos, hablantes nativos en la calle, etc. Si yo fuera tú, me compraría un cuaderno pequeñito para dedicarlo sólo a pronunciación. Puedes dividirlo por secciones, por ejemplo, según los distintos sonidos del inglés. Te lo ilustro para que lo entiendas mejor:

/i:/

Cheese

Meet

Meat

Team

Se trata de hacer listas según los distintos sonidos. En este caso, el sonido /i:/, que equivale a una i larga /iii/, aparece en palabras con doble e (cheese, meet) y en palabras con ea (meat, team), así sucesivamente.

El cuaderno se irá haciendo cada vez más grande y tú, aparte de ir completando las listas, tendrás que ir repitiendo una y otra vez cada una de las palabras, hasta que las tengas memorizadas e interiorizadas y cuando las utilices en conversación, las digas correctamente.

Como les digo a mis alumnos, si apuntáis la pronunciación de sólo algunas palabras y donde aparece esa palabra, en un texto, en un ejercicio, aisladamente, esas palabras al final se pierden, no se encuentran cuando se necesitan consultar, si tiro o pierdo el libro, pierdo todo…

No te agobies si no sabes símbolos fonéticos, hazte tu cuaderno como tú lo entiendas. De lo que se trata es de pronunciar bien, no de saber fonética si no te dedicas a la enseñanza del inglés.

Por tanto, la práctica de la pronunciación, no se limita al momento de tu clase de inglés, sino que debes prestar atención a cualquier ocasión en la que te expones al idioma. Si oyes una palabra una vez y no eres capaz de anotar por escrito su pronunciación, puedes hacer uso de un diccionario online para verificarla tantas veces te haga falta. Algunos ejemplos son: http://www.wordreference.com y http://www.thefreedictionary.com.

El cuaderno se puede decorar y hacer como tú mejor lo entiendas. Hay alumnos que utilizan colores para los distintos sonidos, subrayan, etc., ¡Me parece perfecto!

Y por último, déjame que te explique que es la stressed syllable de las palabras. En una palabra en inglés, al igual que en español, siempre hay una sílaba que tiene el golpe de voz, esto es la sílaba tónica, en inglés, stressed syllable. Es importantísima. Cojamos la palabra mesa en español, que tiene su sílaba tónica en –me. Imaginaos que alguien hablando con vosotros la pronuncia con la sílaba tónica en –sa y dice mesá, os sonaría raro, ¿verdad? Pues lo mismo sucede en inglés. Por ejemplo, la palabra promise (promesa) tiene la stressed sylable en –pro, si un alumno la acentúa en –mise, sonaría raro e incorrecto. Por tanto, te aconsejo que en el mismo cuaderno, reserves unas hojas para stressed syllables y siempre que oigas una palabra que pensabas que tenía la stressed sylable en otra sílaba, apúntala y subraya, por ejemplo, la stressed syllable. Y ya sabes, ¡a repetirla hasta la saciedad! J

Por tanto, a partir de ahora, ya sabes que tienes que estudiar y poner atención a la pronunciación del inglés, porque si no pronuncias bien, ni los hablantes nativos te van a entender a ti, ni tú a ellos.

Te aconsejo que tengas siempre tu cuaderno de pronunciación a mano para que lo puedas sacar en cualquier momento que tengas libre. Imagina que eres de usar el transporte público, si metes el cuaderno al bolso/ mochila, podrás sacarlo y repasar de camino al trabajo, colegio, casa, etc. Si por ejemplo, vas al médico y tienes que esperar, puedes también aprovechar esos 15 o 30 minutitos para repasar tu pronunciación.